• mi cuenta
  • ¿idioma?
    ¿moneda?
    ¿Cómo te podemos ayudar?
    o bien puedes llamarnos al (+34) 932 456 866 (solo en horario comercial)

    Lunes a Viernes de 10 a 19h.

    mi compra
    subtotal 0 €
    previsión de entrega: -
    total todos los precios incluyen IVA 0 €

    Cada año visitamos esta interesante feria donde encontrar la mejor colección de fabricantes escandinavos y mucha inspiración en propuestas novedosas y gratamente sorprendentes.

    Quizás esta edición ha sido la más homogénea en cuanto a los colores, texturas y materiales que van a verse en los próximos meses, quizás durante años en algunos casos. Y es que las paletas y propuestas conceptuales de buena parte de estas marcas son las que vienen marcando la estética contemporánea del sector del mobiliario y el interiorismo desde hace tiempo.

    Después de la explosión del diseño nórdico más arquetípico los últimos años - blanco puro, maderas claras, interiores austeros y luminosos - ahora las principales marcas se han reinventado con la búsqueda de ambientes más oscuros, sofisticados y elegantes.

    Para ello, proponen paletas de colores con verdes, rojos y azules saturados aunque especialmente predominante es la gama de rosas que llegan hasta colores terrosos, mostazas subidos y marrones. El contrapunto se da con mármoles negros y piedras de distintas tonalidades, todo ello con la intención de usar materiales y tonos extraidos de la naturaleza pero con una sofisiticacion urbana evidente.

    La iluminación de los espacios se ha vuelto más zonificada si cabe, controlada y ténue en algunos casos, con especial presencia del latón y los dorados en toda su variedad. El metal y el cristal vuelven con fuerza, este último con colores que se superponen entre sí y con toda la paleta de colores ya mencionada.

    Los textiles también se han sofisticado con gran presencia del terciopelo azul o verde, las pieles del color cognac hasta el negro y telas con cuerpo y tramas marcadas, en correlación con los colores y materiales que las rodean.

    Respecto a la madera, elemento fundamental en el diseño escandinavo, los tonos se han vuelto oscuros con predominio de roble ahúmado, nogal y el roble aunque básicamente en su versión natural, nunca blanqueado.

    Todo ello da como resultado ambientes acogedores, sofisticados y complejos que demuestran la capacidad de los fabricantes escandinavos de adaptarse a su rol predominante en el sector y seguir acertando en sus propuestas estéticas, aún habiéndose alejado de sus cánones estéticos más clásicos.

    Como toda tendencia, estaremos atentos y receptivos a aquellas novedades que han llegado para quedarse o las que simplemente son tendencia de temporada, aunque estamos convencidos que cualquiera de estas propuestas son de una belleza estética indiscutible.