• Mi compra
    Subtotal 0 €
    Previsión de entrega: -
    Total Todos los precios incluyen IVA 0 €
    10/11/2020

    Una cocina abierta de grandes dimensiones en la que se debían combinar texturas y materiales en zonas de almacenaje lacadas junto a una isla con acabado integral en una suave superficie de nanolaminado Fenix.

    La personalización de acabados (dos lacas especiales, Fenix, porcelánico, madera de roble natural, latón y mármol para los detalles) hizo que esta cocina fuera un reto desde el planteamiento del moodboard inicial. La presencia de un imponente pilar en crudo complicaba optimizar la distribución del espacio, que debía incorporar espacios abiertos, vinoteca integrada y gran capacidad de almacenaje.

    A esta familia con dos niños pequeños les encanta cocinar por lo que se requería grandes superficies de trabajo y una cómoda circulación, además de zona de barra suficiente para cuatro taburetes.

    A fin de integrar al máximo todo los acabados, se usaron frentes con uñero combinados con golas lacadas en el mismo color del mueble. El contraste se da con los taburetes y las lámparas de mármol negro, que combinan con las vitrinas existentes en la pared frontal.

    Con la idea de aligerar la volumetría general y dar un aspecto más decorativo y cálido a los muebles altos, se deja un espacio abierto en roble natural para colocar tazas o libros de cocina.

    Debido a la limitación de altura de la vivienda, apostamos por una campana de techo con recirculación que filtra el aire de la estancia mediante tecnología de filtros de plasma, muy recomendables para tener un aire purificado y libre de olores, alérgenos e impurezas.

    Como es habitual en nuestros proyectos, cuidamos hasta el último detalle para lograr unidad estética en espacios optimizados en base a ideas no convencionales.