• Mi compra
    Subtotal 0 €
    Previsión de entrega: -
    Total Todos los precios incluyen IVA 0 €
    10/02/2020

    Después de visitar las dos primeras ferias importantes del año, IMM Cologne y Stockholm Furniture Fair, ya podemos hacer una radiografía de los materiales, colores y ambientes que las marcas proponen para este año.

    Las paletas de colores terrosos en distintos grados de intensidad, que ya vienen del otoño 2.019, se concentran en tonos beige y con algunos cambios de intensidad como se puede apreciar en las propuestas muy definidas de las danesas Ferm Living o New Works. Todo con texturas sugerentes y combinaciones de materiales.

    Ferm Living SS2020

    Ganan espacio notablemente los rosas pálidos y sobrios, junto a tonos verdes luminosos y otros algo más oscuros, que acompañan muy bien la presencia de plantas que vinieron para quedarse en entornos públicos y privados.

    La influencia de Pantone y su color del año se percibe con algunos azules oscuros pero en menor medida, quizás como sustitutos del negro en algunos casos más que como un color de uso extendido. El negro sigue siendo una opción recurrente para dar contraste a los colores más suaves, especialmente con metales y formas de inspiración Bauhaus.

    Sobre estas paletas lucen más que nunca metales como el aluminio cada vez más presente y otros más sobrios como el latón oscuro o el negro cromo, que dan contraste a las maderas que también se han oscurecido hacia nogales y robles naturales y ahumados.

    En cuanto a textiles, se aprecian claramente dos tipologías. Por un lado, telas tipo bouclé, con grano marcado y tacto suave, tanto en colores lisos como en estampados de trama pequeña. Por otro lado, telas gruesas que recuerdan a la lana de oveja, todo ello muy sugerente.

    Los mármoles siguen teniendo plena vigencia, especialmente en mesas de todo tipo. Ahora se amplia la gama a mármoles más sofisticados y con tonos tierras y marrones, sin dejar de proponerse el Negro Marquina y con un potente retorno del Travertino.

    Como toda tendencia, unas propuestas son la evolución de la temporada anterior, otras son más dudosas y algunas van a perdurar en el tiempo. Lo iremos viendo en las próximas citas de Milán y Copenhagen y en las temporadas que vendrán.